Cambio de uso de local a vivienda

¿Estás buscando casa y has encontrado una buena oferta de un local comercial?. No lo dudes y consúltanos, el cambio de uso de local a vivienda es posible. Normalmente, el precio del local suele ser menor que el de un piso o una casa y si se le realiza una adecuada reforma se puede convertir en una magnífica vivienda. Para poder hacer este cambio es necesario cumplir las siguientes condiciones:

El número de viviendas por hectárea superada.

Las normas urbanísticas de los Ayuntamientos determinan una cantidad de viviendas por hectárea. Si en el momento de construirse el edificio se construyeron el máximo número de viviendas permitidas o bien si en tu Ayuntamiento, el número ha bajado (y por tanto ya se supera este número), no podrás convertir tu local en una vivienda más. Por lo tanto, tendrás que hacer la consulta con tu Ayuntamiento.

Los vecinos deben permitir el cambio de uso.

En los Estatutos de la Comunidad de Propietarios reflejará si está prohibido o no convertir un local del edificio o urbanización en vivienda. En ciertas localidades se necesita el permiso de los vecinos para transformar el local en vivienda, en Madrid por ejemplo no es necesario.

Cumplir el Código Técnico de la Construcción (C.T.E.)

Además de cumplir con Normativa del Ayuntamiento la nueva vivienda tendrá que cumplir la Normativa correspondiente de Edificación (CTE), sobre todo en términos de salubridad y habitabilidad . Este cumplimiento lo comprobará el arquitecto que realice el proyecto.

Normativa urbanística de la localidad donde se ubica.

Además de todo lo anterior, ciertos ayuntamientos tienen una normativa específica que debe cumplir toda vivienda. Por ejemplo, en el caso de que el local se encuentre ubicado en Madrid, deberá adaptarse al Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, según el cual se deberán cumplir las exigencias que se explican a continuación:

  • Fachada mínima: Deberá ocupar una fachada en una longitud superior a 3 metros, en la que exista al menos un hueco de una pieza habitable. Dicha pieza tendrá una superficie útil superior a 12 metros cuadrados, no incluyéndose la del mirador, si lo hubiese; en ella será posible inscribir un círculo de diámetro igual o mayor de doscientos setenta centímetros, tangente al paramento en el que se sitúa el hueco de luz y ventilación.
  • Medidas de seguridad: Deberá cumplir con las condiciones de accesibilidad y seguridad que en materia de prevención de incendios, determine la normativa aplicable.
  • Superficie útil mínima: 25m² para un estudio (salón+cocina+dormitorio, baño) y de 38m² (salón+cocina, dormitorio, baño).
  • Altura libre mínima: 250 centímetros, al menos en el 75% de su superficie útil, pudiendo reducirse hasta 220 centímetros en el resto.
  • Dimensiones de los huecos de paso: Toda vivienda dispondrá una puerta de acceso de dimensiones mínimas de 203 cm de altura y 82,5 cm de anchura. Las puertas interiores serán como mínimo de 62,5 cm en los baños y el resto de 72,5 cm.
  • Ventilación: 8% de superficie útil de las piezas habitables.
  • iluminación: 12% de superficie útil de las piezas habitables (salón, dormitorio, cocina)
  • Cocina con salida independiente de humo
  • Ningún punto del local por debajo de la calle

Lo más importante es saber que no todos los locales pueden llegar a convertirse en viviendas, tanto por iluminación mínima, dimensiones mínimas, escalones, ventilación de las estancias, etc…, así que si tienes en mente comprar uno para convertirlo posteriormente en vivienda, asegúrate de que sea posible contratando nuestro Pack Pre Hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *