¿ Qué ventanas comprar ?

Actualmente existen multitud de parámetros en las ventanas, con lo que se hace difícil decidir qué ventanas comprar.  Aprende a descifrar lo que significa cada parámetro de las ventanas y estarás mas cerca de hacer la compra que necesitas, ya que siempre hay ventajas y desventajas.

Antes de todo, debemos de diferenciar dentro de lo que llamamos ventana, lo que es la carpintería, es decir, el cuerpo o estructura de la ventana, y los vidrios. Tanto las carpinterías como los vidrios tienen gran cantidad de parámetros, con lo que, de momento nos vamos a centrar en la carpintería de las ventanas.

 

Tipos de apertura.

Atendiendo a la disposición y a la apertura de las hojas de la ventana, los tipos más habituales son:

  • Fija. En este caso la ventana no tiene apertura.
  • Batiente. La hoja de la ventana se abre girando desde un eje vertical, ya sea en el lado derecho o en el izquierdo.
  • Oscilobatiente. Permite abrir como una batiente y también de tal modo que la hoja de la ventana gira sobre un eje horizontal en la parte inferior de la ventana.
  • Basculante. La hoja se puede abrir girando a partir de un eje horizontal situado en la mita de la ventana. Este tipo es muy utilizado en las ventanas en cubiertas inclinadas.
  • Corredera. Las hojas de la ventana deslizan en sentido horizontal.
  • Guillotina. Las hojas de la ventana deslizan en sentido vertical.

Las ventanas batienes, oscilobatienetes y basculantes  son las que mejor se comportan a la hermeticidad. Las de corredera y guillotina, no pueden competir con las anteriores en esos parámetros, aunque a su favor ofrecen una gran ventilación sin ocupar espacio.

 

¿ Qué ventanas comprar ?

 

Materiales.

Atendiendo a los materiales empleados en las carpinterías los más utilizados son el aluminio, el PVC y la madera.

  • Aluminio. Podemos encontrar carpinterías de aluminio con o sin RTP (rotura de puente térmico). Una ventana de aluminio con RPT mejora considerablemente sus prestaciones térmicas. Se trata de perfiles compuestos por dos o más secciones metálicas unidas por al menos un componente aislante térmico (no metálico). Para que una carpintería de aluminio tenga prestaciones térmicas que compitan con el PVC, estas deberán de tener RPT. El aluminio tiene un coste mayor, pero nos permite mayores posibilidades de colores, acabados y dimensiones que otros materiales. En aluminio podemos conseguir ventanas de mayores dimensiones y utilizar perfiles más reducidos.

 

  • PVC. Las carpinterías de PVC tienen un excelente comportamiento acústico y térmico. Lógicamente existen muchas composiciones diferentes del material, pero es indudable que a mismas prestaciones de transmisión térmicas es el material más barato. Es un material que tiene detractores por su durabilidad, pero lo cierto es que depende de la composición de la carpintería. Para hacer frente a ello, existen fabricantes que ofrecen garantías de hasta 10 años. Con el paso del tiempo han ido ganando en variedad de colores, pero no llegan a tener un abanico de posibilidades tan amplio como el aluminio.

 

  • Madera. Las carpinterías de madera tienen un excelente comportamiento acústico y térmico. Debido a las propiedades del material debemos de prestar atención a su dureza, a su densidad, al tipo de unión de las piezas y a su aspecto, ya que debemos de comprobar que la madera no presenta síntomas de ataques de hongos e insectos. Otro aspecto que es importante es la humedad que tiene la madera en el momento de su mecanización. Por todo lo anterior, estamos hablando de un material que tiene un coste de mantenimiento superior a los demás.

 

Parámetros de las ventanas.

  • Transmitancia térmica. Se mide con el parámetro U y expresa la cantidad de calor que atraviesa una ventana por metros cuadrados y diferencia de temperatura, por eso se mide en W/m²K. A menor índice U mejor es el aislamiento. La tramitancia térmica depende del tipo de perfil, del sistema de apertura y del cristal.

 

  • Transmisión acústica. Se expresa con el parámetro Rw, y nos indica en decibelios la calidad del aislamiento acústico. Cuanto más alto sea el índice mejor es el aislamiento ya que expresa la reducción de decibelios del exterior al interior de la vivienda.

 

  • Permeabilidad al aire. Indica la cantidad de aire que pasa a través de la ventana cerrada, debido a la fuerza el viento. Se muestra desde la clase 1 a la clase 4, siendo la clase 4 la que mayor hermeticidad ofrece.

 

  • Resistencia al viento. Indica la capacidad que tiene la ventana a la presión del viento. Se trata de tres pruebas que someten a la carpintería a presión para determinar cómo se deteriora por las cargas de viento. Este parámetro es muy importante en ventanas en altura que estén expuestas a importantes presiones de viento. El parámetro se muestra desde la C1 a la C5, siendo la C5 la que mejor se comporta a las cargas de viento.

 

  • Estanqueidad al agua. Indica la capacidad que tiene la ventana cerrada a mantenerse estanca frente a la acción directa del agua sobre elementos no previstos para ser mojados. Los parámetros que se muestran vienen descritos en la norma UNE-EN 12208. En función del tipo de ensayo la nomenclatura cambia, pero en ambos casos a mayor dígito mejor comportamiento frente a la estanqueidad del agua. Por ejemplo, una ventana 9A tiene mejor comportamiento que una ventana 1A.

 

Conclusiones.

Una ventana es un elemento que está caracterizado por muchos parámetros. Como ocurre siempre, cada situación requiere una ventana diferente y por ello las normativas te indican que parámetros son los adecuados para tus ventanas en función de los agentes a los que vayan a estar sometidas. Existe un gran debate sobre aluminio o PVC. Es un debate interminable ya que cada material puede ser más idóneo en diferentes situaciones y porque la tecnología está en continuo cambio.

Es muy importante señalar que las características de las ventanas tienen que ser analizadas en su conjunto, es decir, carpintería y vidrio. De nada sirve tener unas fantásticas carpinterías si los vidrios no están en consonancia.

En hogar.METRIA analizamos cada situación, para decidir que ventana es la que mejor resuelve las necesidades. ¿Cuál es la tuya?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *